martes, 22 de mayo de 2012

Chin Shi - Javier Belío


Todo comenzó un día de Noviembre de 2008, hasta entonces, Piratas de Guante Blanco no existía, no era nada, era una idea en una persona. Medusa me propuso la idea de entrar en un grupo, un equipo que marcaría un antes y después en este instituto. Tal y como sonaban las intenciones de este misterioso grupo, la curiosidad y la intriga fueron mayor que la duda y decidí entrar a esta banda pirata que aún no tenía nombre. A comienzos de diciembre, ya estaba definido quienes íbamos a participar en esta insólita aventura, éramos siete: Medusa, Billy el niño, La Perla Negra, Capitán Garfio, Logn John Silver (Rubén Tomás), Barbarroja (Laura Sesé), Sir Patapalo I (Roberto Pedrós) y yo. Sin embargo, cada uno no sabíamos nada de los otros, incluso ni conocíamos las verdaderas identidades de los demás porque Medusa quería esperar un tiempo.

Entre los nueve decidimos el nombre, no hace falta decir que al no conocernos, tuvo que ser vía correo. Pensamos en tres opciones: los corsarios fantasmas, los piratas fantasmas o Piratas de Guante Blanco. Tras largas discusiones acabamos eligiendo este último

Una vez formado el grupo y elegido el nombre, era necesario hacernos oír, anunciar la aparición de unos piratas fantasma que vigilaban el instituto, comenzamos mandado correos a los que por entonces hacían segundo de la ESO para navidad, ¿y por qué 2º?, porque por el momento solo disponíamos los emails de los que eran mis compañeros de clase.

"No somos un virus; somos un grupo de alumnos de todos los cursos. Nuestro galeón viene cargado de buenas intenciones, creatividad, crítica y, sobre todo, mucho humor.
Que las vacaciones se os hagan largas y recargéis las pilas

¡Buena mar! "


Este correo desarrolló un gran revuelo, ¿quiénes serían estos desconocidos que mandaban un correo a la gente del instituto? Por algún motivo sospechaban de mí, según decían porque estaba escrito con tildes, yo siempre lo negaba atendiendo a las obligaciones del Código de Honor, sin embargo, llegó un momento en que me era imposible negarlo, pero eso más adelante.

Durante ese curso organizamos actos para la paz, incluso hicimos una cámara oculta con los que se iban durante los recreos saltando la valla que escasamente medía cuatro palmos, no como la de ahora. Sin embargo, Sir Patapalo y Barbarroja tuvieron que abandonar el galeón porque no tenían tiempo, la principal necesidad para la piratería, de esta forma nos quedamos Medusa, Long John, Garfio y yo, porque Billy y Perla continuaron dentro del galeón, pero permanecieron en un segundo plano ya que se dedicaban a otros abordajes de los que ellos no contaban nada y nosotros tampoco queríamos saber nada, de algún sitio había que sacar los correos de marineros, exmarineros, almirantes, exalmirantes y contramaestres.

En todas las reuniones debatíamos, entre otras cosas, posibles candidatos para aumentar nuestra  tripulación, pero la decisión era algo difícil, había que ir con cuidado, confiar en que los candidatos no fueran desvelando secretos una vez que entraban al Galeón. Finalmente conseguimos que alguno aceptara y así fue como entraron Jack Espárrago, Sir Patapalo y dos Morganes la Coja que también duraron poco, porque la vida de pirata es muy dura. A pesar de elegir candidatos, hubo una persona que tuvo un gran valor para enfrentarse a unos desconocidos y presentarse como miembro del galeón, Mary Read una gran persona que era el faro del Galeón, siempre con creatividad que derrochar y numerosas ideas que no se pudieron realizar. También entró Loba de Mar a propuesta mía y por lo menos ha sido una buena elección en el aspecto de haber llegado hasta el final, sin embargo, había que recordarle constantemente las cosas. Durante este curso también realizamos numerosos actos como el corazón en las pistas para el 25 de Noviembre y publicitamos la Gran Clase. Abrimos nuevos blogs de diferentes temáticas teniendo más éxito el del Mensaje de la Botella con las entrevistas de exalumnos.

Noviembre de 2009. Chin Shi, Loba de Mar y Capitán Garfio estrenan la bandera.
El siguiente año fue un año de muchos acontecimientos, fue el año de apogeo del galeón en el que se fueron Garfio y Long John y alguna inesperada salida como la de Read, sin embargo dimos la bienvenida a Capitán Misson, Jack Barbosa, Roger de Flor, Dragut, Anne Bony y Barbarrosa, teníamos que mantener un número en la tripulación constantemente diezmada. Durante este curso cubrimos el Comenius que se realizó publicando fotos, videos y entrevistas, dimos la bienvenida a los profesores de nueva incorporación y celebramos númerosos días internacionales como el de los profesores, de la discapacidad, el del día de la madre e incluso una proyección de una película con la ayuda de nuestro pirata honorífico Ángel el Tuerto… Durante este año mi identidad fue descubierta grabando el robocop y rápidamente se propagó, sin embargo, ha sido algo positivo.
Septiembre de 2010 junto a Loba de Mar y Sir Patapalo II
Noviembre de 2010, luciendo el regalo de Ángel el Tuerto
Finalmente, este último año despedimos a Sir Patapalo y Barbarrosa, siempre por el mismo motivo, ser pirata necesita tiempo y dedicación, pero con nuestro objetivo de seguir ampliando la tripulación y llegar a todos los grupos del océano recibimos a Nami, Capitán Tán, Elisabeth Swann y a John el Rojo. Siempre era gratificante ver caras nuevas porque mostraba que Piratas de Guante Blanco era algo presente y no un proyecto sin interés. Durante este año hemos organizado actos como el del acoso escolar, del cual el foro no tuvo mucho éxito al hacerlo coincidir con los exámenes y el 50 aniversario.

Finalmente, la experiencia en los Piratas de Guante Blanco, ha sido magnífica. Si no llega a ser por ellos, tal vez nunca hubiese hecho un blog ni hubiera aprendido a usar el Movie Maker, el Photoshop o un poco de HTML, sin embargo no todo son cosas positivas, también ha estado siempre presente el problema de buscar un horario que nos venga bien a todos y algún pirata despistado que pocas veces miraba el correo y acabábamos tomando las decisiones Medusa, yo y unos pocas más, había que estar detrás de  los demás continuamente para avisarles de lo que sucedía y, en esto, unos cuantos se darán por aludidos.

Marzo de 2011. Robocop y sus piezas.

Y así es como acaba esta historia de cuatro años, los Piratas de Guante Blanco, acaban ahora porque ha llegado la situación en la que nos ocupa demasiado tiempo y preferimos cerrar los piratas de una forma que quede bien antes que publicar una entrada a intervalos irregulares, porque esto le quitaría mucho interés al blog. Pero no significa que sea para siempre, en cualquier momento alguien puede continuar este proyecto y desde aquí le animo, abrir un nuevo blog como ya hizo hace tres años los Piratas de Guante Negro, de los cuales formé parte, pero sucumbieron ante la necesidad de tiempo. Sin embargo estas cosas son necesarias porque "cuando no están no sucede nada, cuando están marcan una gran diferencia y cuando ya no están se echan de menos"

No me queda más que agradecer a todas las visitas que hemos tenido, más de 7.000 en un solo mes, a los exalumnos y exprofesores por responder a la entrevista, a los profesores y al Gran Almirantazgo por ese voto de confianza que siempre han depositado en nosotros y especialmente, a todos aquellos que han colaborado con nosotros.

Y tal y como dice Doña Dire, esto no es un adiós, es un hasta luego.

Chin Shi
-Fundador del Galeón Piratas de Guante Blanco-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada